El rumbo espiritual que proporciona el Libro de Mormón

“Leer el Libro de Mormón se parece mucho a volar. Cuando estás en el aire, necesitas un rumbo. Has de saber adónde vas, cuál es el siguiente paso… y el Libro de Mormón me proporciona ese rumbo espiritual”.